Uramba para la paz

2008 - presente

Contexto

Esta innovación educativa para la paz tiene lugar en la I.E. José Hilario López, sede Manuela Beltrán en Puerto Tejada, Cauca

Autoras: Adriana Constanza Álvarez y Lina Juliana Robayo. Apoyan el proceso: Reinelda Valencia, Piedad Vásquez, Danis Palacio.


Presentación

En esta experiencia, se quiere que la lectoescritura sea una experiencia vivida con los 5 sentidos. Que a los y las estudiantes, nos solo les den ganas de leer y de aprender a través de los libros, sino que además la lectura represente para ellos un ejercicio conjunto que brinda espacios para compartir momentos significativos.

Uramba para la paz, como se denomina la estrategia, es acción colectiva, es voluntad para el cambio, es responsabilidad comunal, es deseo de transformación, es ancestralidad y origen, es territorialidad, solidaridad y creatividad al servicio del colectivo. Esta es una apuesta desde la ancestralidad afro para la transformación de territorios en conflicto en el Norte del Cauca. Es una apuesta gestada por maestras y apoyada por organizaciones solidarias y personas comprometidas con superar los círculos de las violencias y los conflictos que se viven en los territorios y dejan secuelas en la escuela.

Presentation

This experience seeks literacy to be lived with the five senses, to see reading as not only for learning but as a joint exercise for sharing meaningful moments.

Uramba for peace is a strategy for collective action, it is the will for change, it is communal responsibility, it is a desire for transformation, it is ancestry and origin, it is territoriality, solidarity, and creativity at the service of the collective. It is a strategy from the Afro ancestry for the transformation of territories in conflict in the North of Cauca. It is a commitment developed by teachers and supported by solidarity organizations and persons for overcoming the circles of violence and conflict in the territories which leave scars in the school.

Línea de tiempo de la experiencia (línea del pálpito)

La profesora líder llegó a la I.E.

2007

Empezó a gestar espacios en contrajornada para los y las niñas

2008

La profesora creó la fundación "Dejando Huellas"

Se vinculó lo que se hacía en la I.E. con la fundación

Poca credibilidad en el proyecto

Las profesoras lograban conseguir recursos externos

Se empezaron a desarrollar diversas actividades en torno a la lectura

Nacieron los Picnics literarios

Las actividades colectivas fuera del aula se empezaron a hacer de manera periódica

Los estudiantes quieren estar todo el tiempo posible en la I.E.

Poco apoyo institucional

Cada vez el proyecto se comparte con más personas

La pandemia no nos deja encontrarnos

2020

La virtualidad al principio fue muy difícil

Nos acomodamos a la nueva realidad e hicimos pijamadas literarias

Al volver retomamos todas las actividades

Invitamos a un cantante famoso de la región a compartir con nosotros

Seguimos trabajando constantemente por nuestros niños

Hitos de la experiencia:

hitos positivos | hitos negativos
Más detalles de la experiencia
Ver que a los niños y niñas ya les gusta tener un libro entre sus manos, y que encuentran en la lectura un lugar seguro y bonito para estar, es un logro invaluable para nosotras. ¡Ya los enamoramos de los libros, ahora sigue desarrollar una lectura crítica!

Adriana es docente de la institución Manuela Beltrán desde el año 2007, ella, además de ser la maestra líder de esta innovación, creó la fundación Dejando Huellas con las ganas de que los y las niñas tuvieran otro espacio para aprender y socializar. Empezó con la iniciativa “a la salida nos vemos”, que buscaba propiciarle a los y las estudiantes un espacio seguro, donde se realizaran actividades de refuerzo, y así poder tener un uso adecuado del tiempo libre. Fue en este espacio que la maestra identificó una posibilidad de cambio. Se dio cuenta de que podía cambiar la vida de los estudiantes y la historia del municipio a través de la gestión de este tipo de espacios.

Las profesoras Adriana Constanza, Danis y Piedad son las personas que actualmente se encargan de que en esta experiencia, no solo se trabaje por la lectura de manera constante dentro y fuera del aula, sino que además ellas gestionan periódicamente diversas actividades para que los niños y niñas disfruten de su vida en el colegio, se enamoren de la lectura, la música, y tengan lugares y momentos llenos de bienestar y cariño. Por eso su lema es «La Manuela Beltrán: un lugar para ser feliz»

Uno de los días en que llevamos a cabo un actividad significativa es el día de la afrocolombianidad. Queremos que nuestros niños y niñas se sientan orgullosos de quienes son y que no normalicen ningún tipo de racismo.

Experiencia seleccionada dentro del proyecto “Innovaciones educativas para la paz” de la Universidad de los Andes y el ministerio de ciencia, tecnología e innovación – Minciencias-.