Encuentro de danzas por la fraternidad y la paz

2015 - presente

Contexto

La Institución Educativa Rural Reina Baja presta sus servicios en el caserío Reina Baja del municipio de La Montañita, Caquetá. Desde el año 2018, esta institución organiza anualmente el Encuentro de Danzas por la Fraternidad y la Paz.

Autores: Johanna Cárdenas Narváez, Ana Elisa Cardeño,
María Jimena Herrera y Mónica Cristina León


Presentación

En esta experiencia podemos imaginar al profesor Carlos Chicué recorriendo el municipio La Montañita en moto, visitando varios centros educativos y en esas visitas poniendo a bailar a niños y niñas para incentivar su participación en el primer Encuentro de Danzas en el año 2018. Con la intención de ofrecerles a los estudiantes golpeados por el conflicto armado, otras oportunidades y espacios de formación y crecimiento, llenos de tolerancia, respeto por el otro, compañerismo y trabajo cooperativo; la experiencia Encuentro de danzas fue configurando poco a poco, y a partir de un esfuerzo muy intencionado por recuperar y trabajar el patrimonio cultural autóctono, la escuela como territorio de paz.

La Danza del Caucho, la Danza del Yariseño, la Danza del Arroz, la Danza del Tigre de Solano, la Danza de la Panela, entre otras, representadas por distintos grupos de niños y niñas de varias instituciones educativas, visibilizan la diversidad cultural de la región a la vez que expresan la voluntad de quienes danzan de construir tejido social y cultural. Es este el camino de esta experiencia para construir paz.  Su propuesta ha ido ganando reconocimiento, no sólo por rescatar expresiones folclóricas muchas veces ignoradas por los estudiantes, sino por constituirse en un espacio político de opción clara por la paz a pesar de toda la guerra vivida. En palabras de sus autoras “hemos logrado también que los docentes, padres de familia, y los mismos estudiantes conciban a la escuela como un territorio de paz. Que lleven este mensaje a sus hogares, de igual manera con el desarrollo de este proyecto, otras instituciones se han contagiado”.

En Danzas por la Fraternidad el arte y la cultura son los protagonistas. Sólo el arte y la cultura pueden mostrar que el mundo es más que la guerra. Que las atrocidades de lo que han vivido pueden resignificarse, pueden tomarse como punto de partida para nuevas y renovadas prácticas de trabajo cultural e histórico. Este es el trabajo de la pedagogía justamente. En palabras de las autoras de Danzas: “Creemos que, si le apostamos al arte, al conocimiento y a la educación, es posible que en el futuro tengamos esa tan anhelada paz, y para lograrlo es necesario la unión de muchas voces y muchas manos que se sostienen mutuamente. Cada uno de nosotros, los docentes, los padres de familia, los estudiantes, la misma comunidad del caserío aportan un granito de arena para que esto se haga realidad. Nosotros somos los que proyectamos, organizamos, ejecutamos y a la vez motivamos a otros a que nos acompañen a tejer caminos de paz, caminos de esperanza. Nuestra institución viene marcando huella”.

Presentation

In this experience we can imagine Professor Carlos Chicué touring the municipality of La Montañita on a motorcycle, visiting various educational centers and during those visits having boys and girls dance in order to encourage their participation in the first Dance Encounter in 2018. With the intention of offering students affected by the armed conflict other opportunities and areas for training and growth, spaces full of tolerance, respect for others, companionship and cooperative work; gradually, the Dance Encounter experience was taking shape, based on a very intentional effort to recover and work on the autochthonous cultural heritage, the school as a territory of peace.

La Danza del Caucho (The Rubber (Tree) Dance), the Yariseño Dance, the Rice Dance, the Solano Tiger Dance, the Panela Dance, among others, performed by different groups of boys and girls from various educational institutions, show the cultural diversity of the region while expressing the will of those who dance to build social and cultural fabric. This is the path of this experience to build peace. Its proposal has been gaining recognition, not only for rescuing folkloric expressions often ignored by students, but for becoming a political opportunity with a clear option for peace despite all the struggle that has been experienced. In the words of its authors, “we have also succeeded in making teachers, parents, and the students themselves, conceive the school as a territory of peace. So they will take this message to their homes; thus, with the development of this project, other institutions have joined”.

In Danzas por la Fraternidad (Dances for Brotherhood), art and culture are the protagonists. Only art and culture can show that the world is more than war. That the atrocities that they have experienced can be re-signified, they can be taken as a starting point for new and renewed practices of cultural and historical work. This is precisely the work of pedagogy. In the words of the authors of Dances: “We believe that, if we put our faith on art, knowledge and education, it is possible that in the future we will have that long-awaited peace; and in order to achieve this, the union of many voices and many hands that support each other is necessary. Each one of us, teachers, parents, students, the community of the village itself, contributes a grain of sand to make this a reality. We are the ones who project, organize, execute and at the same time motivate others to join us in weaving paths of peace, paths of hope. Our institution has been marking its mark”.

Línea de tiempo de la experiencia (línea del pálpito)

Empezó el interés por las danzas

2015

Se empezó a investigar sobre las danzas de las regiones

2015

El proyecto empezó a unir a la comunidad

2015

Cada vez había más identidad cultural

2017

Era muy difícil conseguir recursos

2017

Se presentó el proyecto al Ministerio de Cultura

2017

No teníamos trajes

2017

Se gestionó el préstamo de trajes con la Alcaldía

2017

Se perdieron algunos trajes

2017

Hubo mejoras viales y el desfile salió mejor

2017

Los niños no querían bailar por la creencia de que bailar no es para hombres

2017

Este año el desfile pareció todo un carnaval

2017

Cada sede representó una región del Caquetá

2017

Las ideas empiezan a volverse realidad

2017

El proyecto ganó el incentivo del Ministerio de Cultura

2018

Se compraron materiales para trajes y trajes

2018

Se realizó el primer encuentro oficial de Danzas por la fraternidad y la paz

2018

Asistieron más de 400 personas

2018

Hubo deserción escolar porque los estudiantes vivían muy lejos

2018

Se empezó a indagar sobre las danzas representativas de cada municipio

2018

Los estudiantes cada vez están más felices con el proyecto

2018

Los estudiantes empiezan a perder la timidez

2018

Los lazos entre la comunidad se fortalecieron mucho

2018

Se realizó el segundo encuentro de Danzas por la fraternidad y la paz

2019

El estrés de la preparación nos dejó agotados

2019

Se estrenó una tarima de talla municipal

2019

El desfile fue hermoso

2019

Los estudiantes empezaron a adquirir habilidades comunicativas al hablar de las danzas y de las regiones

2019

La danza mejoró muchas relaciones entre estudiantes

2019

Covid-19

2020

No se pudo realizar el tercer encuentro de manera presencial

2020

Hubo ensayos con medidas de bioseguridad

2020

El encuentro se realizo por Facebook Life

2020

La comunidad extrañó mucho el evento

2020

Con el proyecto le mostramos otra cara de Caquetá al mundo

2020

Se empezó a planear el encuentro de 2021

2020

Hitos de la experiencia:

hitos positivos | hitos negativos
Más detalles de la experiencia
"El rector es la guía: el estudiante, Juan David nos explica que para que el evento se lleve a cabo todos tenemos que trabajar unidos como los vagones de un tren. En cada vagón está cada una de las partes que hace el evento posible: los docentes, los padres de familia, la institución educativa en sí misma, el apoyo del Ministerio de Cultura, los estudiantes, etc.… Pero, Juan David aclara que para que este tren, no solo se pueda mover, sino que para que pueda llegar a su destino, en el primer vagón, es decir, en la cabeza del tren debe ir el rector del colegio"

«Con este proyecto queremos mostrar otra cara del Caquetá, porque el territorio de nosotros siempre ha sido muy estigmatizado, se ha catalogado como un territorio de violencia, de zona roja y nada más. Entonces, la idea es poder mostrarle al resto de colombianos, que no es así, que aquí también hay cultura, que aquí también hay arte, que aquí también se trabaja en pro de la paz»

«En la institución contamos con estudiantes internos, y aunque la pandemia significó un reto para nosotros, gracias al trabajo conjunto hemos podido sobrellevar esta situación»

"Esta es la sede principal de la institución ubicada en La Montañita, pero en los encuentros de Danza por la fraternidad y la paz contamos con la participación del cien por ciento de las sedes pertenecientes a la Institución Educativa, ubicadas en las veredas de Birmania, Bélgica, Peñas Altas, Bocana la Reina, Reina Baja, Reina Media y Reina Alta"

Experiencia seleccionada dentro del proyecto “Construyendo paz desde los territorios: sistematización de experiencias educativas en los espacios de reincorporación” de la Universidad de los Andes, la Universidad de Antioquia y la Universidad Autónoma Latinoamericana.

Proyectos relacionados