Emperatriz Montes

La Paz es la garantía de oportunidades en igualdad de condiciones para todos. Educar precisa generar emociones para posibilitar aprendizajes, por ello, educar para paz, requiere inundar de esperanza y amor los corazones de los estudiantes, para que sueñen y se proyecten.